Discurso de Denisse Monti, con motivo de la graduación de los diplomados de Psicología en AMAPSI:

Buenas tardes,

Marco, Profesores, Colegas e Invitados:

Quiero agradecer, antes que nada, la oportunidad de ser la portavoz de los alumnos de AMAPSI Presencial, aventura que comenzamos hace un año y que hoy culmina. Voy a contarles un poco de mi historia con la esperanza de que se parezca en algo a la de mis compañeros y hacer una sola voz:

Cuando me recibí de la Universidad, me sentí como recién salida de La Caverna de Platón: Estuve 4 años viendo una pared donde se reflejaban apenas las siluetas de lo que pasaba en el mundo de la Psicoterapia, los maestros fungían como una hoguera, iluminando la pared con el programa escolar (puntual y sin ahondar en los temas), me sentía con mucha información pero sin estructura, quería dar psicoterapia pero no sabía cómo empezar o que decirles después de la entrevista inicial y entré en pánico… ¿Cómo atender pacientes con lo que sabía y no morir en el intento?

Supe de varios compañeros que así, con nada, se atrevieron a atender pacientes y otros nos dimos a la tarea de buscar una especialidad, me topé con todo tipo de escuelas, desde las metafísicas que abordan temas de energías, constelaciones y tarot, hasta los que forman psicoanalistas como otra carrera, carísima y con 3 años más. Un día, alguien me habló de AMPASI, entré en la página, vi los videos, leí algunos artículos como el de la tecnología del amor y me hizo sentido, revisé los temarios y decidí quedarme los sábados en un baño de 8 horas de Teoría de la Praxis, en los diplomados de Formación de Psicoterapeutas y Especialidad Clínica.

En esta inmersión, mi concepto de psicoterapia se vio trastocado desde sus fundamentos, y es que, de acuerdo a lo que aprendí, había que casarse con un enfoque y nunca serle infiel, pero… ¡Aquí se permiten utilizar herramientas de todos los enfoques a la vez! más, innovaciones muy atinadas que muestran como estructurar las sesiones con nuestros pacientes, pero lo más importante es que ya en la práctica, todos los procedimientos cobran vida y se aplican con la certeza de cuál será el resultado, porque que al final, nuestros pacientes se sienten libres, autónomos, en control de sus actos, satisfechos de sus vidas y haciendo lo que realmente quieren hacer.

Les confieso que me emocioné cuando un par de pacientes, veteranas en tomar Psicoterapia, me dijeron que cuando comencé a aplicarles lo que iba aprendiendo sintieron que avanzaron muchísimo más que con los otros enfoques que ya habían intentado. A estas mismas pacientes les ayude a interpretar un sueño repetitivo y ambas se asombraron de lo preciso de la interpretación, - ¡Parece magia! dijeron, ¡Es semiótica! pensé.

Tengo la firme convicción de que el mundo requiere innovaciones e inmediatez en temas de salud psicológica y los Psicoterapeutas debemos estar preparados para darles a nuestros pacientes lo que requieran en cada sesión, convirtiéndonos en un multitask y encontré que la Teoría de la Praxis es justo eso, es como una metacognición simultánea de la Psicoterapia, porque abarca todas las pistas y procesos del paciente en cada sesión y las atiende de manera integral, creo que así lo explicaría el Dr. Murueta: Los Psicoterapeutas de AMAPSI tienen la capacidad para tocar el órgano encargándose de la melodía con una mano, de la armonía con la otra, del contrabajo con el pie izquierdo, de los matices con el pie derecho, de los cambios de instrumentos y efectos especiales con los dedos, responder las preguntas del paciente con mayéutica, ver discretamente la hora en el reloj de la pared de enfrente mientras le acercamos la caja de los pañuelos desechables y pensamos en los propósitos que le dejaremos para la semana ¡Todo al mismo tiempo!, ¿Me equivoco Marco?

Por último, quiero mencionarles que cuando me presento ante un paciente diciendo que soy Licenciada en Psicología con una especialidad en Psicoterapia Clínica con la Teoría de la Praxis, que es un enfoque diseñado por un mexicano para los mexicanos siento que me da un plus y un motivo de orgullo.

Es por esto que te agradezco Marco, que compartas con nosotros tus experiencias y conocimiento de esta nueva (bueno… no tan nueva, tiene casi 40 años) forma de hacer Psicoterapia.

Ceci, muchas gracias por tu energía y compromiso, por cierto, cuando des la clase de desvinculación emocional, por favor considéranos.

Jose, muchas gracias por tu paciencia y entrega, no dejes de comentarnos por favor como sigue el proceso en el caso de tu gemela.

Colegas, muchas gracias por sus aportaciones, por sus comentarios en clase, por su retroalimentación y su compañía. Los admiro por sacrificar sus sábados en aras de una buena Praxis de la psicoterapia y deseo de corazón que el vínculo que generamos durante este año sea perenne y no se pierda después del día de hoy, también les deseo mucho éxito, muchos pacientes y muchas altas, porque, si sentimos como propio lo que les suceda a los demás, todo eso lo compartiremos como una sola comunidad, la comunidad de Psicoterapeutas de AMAPSI.

Muchas gracias a todos por su atención.