Comparte esto en tus redes:
Dr. Marco Eduardo Murueta Reyes (UNAM Iztacala, Amapsi)
\n info@amapsi.org Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesitas tener Javascript activado para poder verla

Durante décadas los psicólogos de América Latina nos formamos a partir de propuestas teóricas, metodológicas y prácticas surgidas en Europa, en Asia y en Estados Unidos. Como países que se han concebido como “subdesarrollados” teníamos implícita la imitación o incorporación de los modelos provenientes de países modelo, países “desarrollados”. Sin embargo, una aspiración histórica de América Latina ha sido su emancipación y su independencia. Un elemento fundamental de la independencia y la emancipación lo constituye el desarrollo de ciencia original, sin menoscabo del debido diálogo con los científicos de todo el orbe.

En el caso de la psicología, se han hecho intentos por vincular los esfuerzos creativos que se han venido haciendo en América Latina, pero el peso de las influencias norteamericana y europeas ha sido mayor hasta ahora. En los últimos años se han desarrollado cada vez más la convicción y los esfuerzos para proponer y no sólo reproducir metodologías y modelos. Con esa base se han realizado varios eventos en los que confluyen ideas innovadoras que poco a poco han ido gestado un movimiento científico de la psicología latinoamericana, diverso pero tendiente a la creatividad y a la elevación de la autoestima de los psicólogos de estos países.

La Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (Amapsi) de 1990 a la fecha ha organizado 5 Congresos “Al Encuentro de la Psicología Mexicana”, cuya última edición fue también el I Congreso Latinoamericano de Alternativas en Psicología. En noviembre de 2002 se llevará a cabo el siguiente evento de este tipo, en la ciudad de Puebla.

Colegas de varios países centroamericanos y de México, además de otros países, han organizado cinco congresos internacionales de “Psicología Social de la Liberación” y van por el siguiente.

El Consejo Federal de Psicólogos de Brasil, en octubre de 2000, en Sao Paulo, realizó un evento con más de 1600 ponencias y más de 12000 asistentes bajo el tema “Psicología y compromiso social”, con una clara orientación innovadora y congruente con la realidad y la cultura regionales.

En noviembre de 2000, en Montevideo, nos reunimos psicólogos de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y México para analizar las posibilidades de vínculo y proyección de la psicología en América Latina, y acordamos generar un portal de internet y una revista electrónica internacional (Psicología para América Latina), que forman el preámbulo de la creación de la Unión Latinoamericana de Psicología (ULAPSI), a constituir en noviembre de este año Puebla durante el II Congreso Latinoamericano de Alternativas en Psicología, que será también el VI Congreso “Al Encuentro de la Psicología Mexicana” y que organiza Amapsi con el apoyo del Consejo Federal de Psicólogos de Brasil, de la Coordinadora de Psicólogos de Uruguay, de la Federación de Psicólogos de la República Argentina, del Colegio Nacional de Psicólogos de Chile, del Colegio Nacional de Psicólogos de Paraguay y de la Federación Nacional de Colegios, Sociedades y Asociaciones de Psicólogos de México (FENAPSIME), de la cual es parte Amapsi, entre otras muchas instituciones importantes.

En abril de 2001 tuvo lugar en diez ciudades de Brasil el evento “Diálogos con la Psicología Latinoamericana: Intercambio Brasil México”. Once meses después, en marzo de 2002, seis destacados colegas del Consejo Federal de Psicólogos de Brasil participaron en un evento similar que abarcó 18 ciudades mexicanas e implicó la coordinación de 44 instituciones de México y 7 instituciones brasileñas. Estos intercambios permitieron contar con un panorama del estado del arte de la psicología, su inserción social y los retos a que se enfrenta en ambos países. La idea es continuar con este tipo de intercambios con otros países latinoamericanos.

En casi todos los países de América Latina existen psicólogos que tienen el deseo de contribuir a esta perspectiva científica y social. Una psicología que comprenda la realidad y los procesos culturales propios del subcontinente, cuyos países coinciden en situaciones sociales muy complejas que retan a la imaginación y a la esperanza para su superación. Una psicología que responda a los requerimientos específicos de dichas situaciones, una psicología plural, en diálogo interno y externo, puede contribuir significativamente a la integración latinoamericana. La integración como un elemento fundamental para su emancipación e independencia científica y social.

En agosto de 2001, con motivo del Congreso de la Sociedad Interamericana de Psicología (SIP), en Santiago de Chile, se realizó una reunión de trabajo en la que participaron más de 50 psicólogos provenientes de los diversos países latinoamericanos. En ella se discutió el proyecto de crear la Unión Latinoamericana de Psicología (ULAPSI) y para ello nos dimos cita en Puebla, donde estaremos del 20 al 23 de noviembre, en el hotel Crowne Plaza. Allí te esperamos...

Subir