Image 

Andrea Gómez
Aránzazu Rivera
Nicole Schwartzman

Proyectos De Investigación
Mayo 2008

 

  1. 1 Introducción


Tres estudiantes de la carrera de Psicología de la Universidad Iberoamericana ubicada en el poniente de la Ciudad de México llevaron a cabo un estudio de investigación acerca de la percepción de los jóvenes en cuanto a la relación entre madres trabajadoras e impacto en el desarrollo de los hijos. Dicho estudio se llevó a cabo a través del instrumento, RIGOSCH creado por las mismas estudiantes (Gómez, Rivera, Schwartzman).

En este trabajo se dimensiona la relación entre madres trabajadoras e impacto en el desarrollo de los hijos en estudiantes universitarios de la Universidad Iberoamericana, sí es que existe, y su relación con algunas variables según carrera, edad y sexo. Se encuestó a una muestra de 427 estudiantes de ambos sexos. Los test fueron aplicados en diferentes puntos de la universidad, como explanada, salones, etc. Es por eso mismo que se contó con algunas limitaciones (cansancio, presencia de segundas personas, etc.). En relación a la escala se detectó adecuada confiabilidad.

Los participantes fueron alumnos que se encontraban estudiando carreras que cayeron dentro de alguna de las siguientes áreas: Humanidades y Comunicación; Ciencia, Arte y Tecnología; Ciencias Sociales. Fue a través de este estudio que se buscó relacionar las variables de percepción de las madres trabajadoras e impacto del vínculo materno en el desarrollo del hijo con las características de los participantes de sexo, edad y carrera para de esta manera definir su concepción acerca del tema.

Una vez que el instrumento RIGOSCH fue contestado por los participantes, se llevó a cabo un análisis de los datos usando el programa SPSS versión 14, con el fin de obtener gráficas, resultados y rechazar o aceptar las hipótesis acordadas por los investigadores. Por último, se obtuvieron conclusiones y se analizaron las limitaciones que se habían presentado a través del estudio.

  1. 2 Tema


Tema

La percepción del abandono en hijos con o sin madres que trabajan.


Pregunta de Investigación

¿Cuál es la percepción social del abandono que tienen los hijos respecto a las madres trabajadoras en el Distrito Federal?


Justificación

Debido a la situación económica de México, ha surgido un cambio social en el que las mujeres, saliendo de un rol tradicional, se enfrentan al mundo laboral y de manera simultánea son madres. Dicha situación ha desequilibrado la situación familiar afectando directamente al estado emocional de los hijos quienes experimentan sentimientos de abandono. Esta situación es importante, ya que desde la época de los noventa la mayoría de las mujeres que trabajan tienen entre treinta y cinco a treinta y nueve años de edad, teniendo al mismo tiempo responsabilidades familiares. Esta condición incrementa, ya que las mujeres se han visto en la necesidad de trabajar para contribuir en la economía del hogar.

En México se estima que más de seis de cada diez pesos de los ingresos monetarios de los hogares provienen de la actividad laboral femenina. http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html). Y en lo relativo a los hijos, el Distrito Federal sólo cuenta con 78 guarderías que cuidan a 11 mil 855 hijos de mujeres trabajadoras entre ellas, las del IMSS, lo cual resulta escaso para las necesidades de la población.

Asimismo, se debe considerar que el hecho de que se asigne el rol de proveedor al hombre y el emocional a la mujer hace que si en algún momento llega a haber un divorcio, separación o muerte de la pareja, la mujer deba tomar el rol de proveedor. En 1999, las tasas de participación de la PEA femenina, de acuerdo con el estado civil, mencionan que 72 de cada 100 mujeres que realizan actividades económicas son divorciadas, las mujeres separadas presentan una participación del 67.4%, las solteras aproximadamente del 40%, y las tasas de participación más bajas, las conforman las viudas, casadas y las unidas libremente con porcentajes entre 32.4 y 28.7%.

De igual forma, es importante conocer las necesidades de las mujeres y reconocer la realidad laboral, la cual no es equitativa entre hombres y mujeres, por lo que deben exceder la carga laboral. Los sueldos de las mujeres son más bajos. Información de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) revela que las mujeres mexicanas ocupadas en las zonas urbanas, con 13 o más años de instrucción, ganan 47% del sueldo de un hombre con un igual nivel escolar.

En resumen, con los datos anteriores se puede decir que este estudio es importante para la población, ya que las mujeres se ven en necesidad de trabajar horas extras; sin embargo, no hay suficientes guarderías para sus hijos, sus sueldos son menores que los de los hombres y esta situación sigue incrementado, creando así un problema social de gran relevancia.


Objetivos

  • General

Evaluar la percepción que tienen los hijos en general respecto al abandono por parte de las madres trabajadoras.


  • Específicos

  1. Formular un instrumento (cuestionario) que mida la percepción que se tiene hacia las madres trabajadoras.

  2. Aplicar el instrumento de medición a jóvenes universitarios, hijos de madres trabajadoras y no trabajadoras.

  3. Comparar el tipo de abandono que perciben los hijos de madres trabajadoras con los hijos de madres que no trabajan.

  4. Categorizar la percepción de hombres y mujeres jóvenes hacia las madres trabajadoras

  5. Relacionar la percepción del abandono con el tipo de carrera en curso.


Limitaciones

  • La falta de participación

  • No apertura de sentimientos

  • Mentir buscando la aprobación del entrevistador

  • Apatía de los encuestados

  • Distracciones al momento de contestar las encuestas

  • Variables extrañas de los entrevistados al momento de contestar encuestas, tales como sueño, hambre o problemas de la vida diaria.

  • Que las preguntas de la encuesta no se entiendan bien por los encuestados.


Glosario

  • Doble presencia

Doble presencia es el lema propuesto por la socióloga italiana Laura Balbo, a finales de la década de los 70, para nombrar la situación que caracteriza la vida de la mayoría de las mujeres adultas en las actuales sociedades industrializadas. El lema se propone como posible sustituto del término “doble jornada” (Referencia de Torns, T. (2001). La Doble Presencia: ¿Una Propuesta para lograr la Conciliación?, España: Jornada “Doble Jornada-Doble Presencia”).


  1. 3 MARCO DE REFERENCIA


INTRODUCCION

A continuación definiremos algunos conceptos que consideramos de gran importancia para poder entender la finalidad de este estudio, al igual que para lograr aterrizar de una mejor manera los objetivos propuestos.


FAMILIA

La familia es un conjunto de personas unidas por lazos de parentesco o relación afectiva, que viven bajo un mismo techo y que comparten recursos y/o responsabilidades; incluye también a las personas con lazos de parentesco que no viven en el mismo hogar, así como también a las personas sin vínculos de parentesco, que han sido integradas en forma permanente al círculo familiar. (http://www.sernam.cl/basemujer/Cap7/02.htm)

El principio de la división sexual del trabajo establece la dependencia mutua entre los sexos y les obliga entonces a perpetuarse y hallar una familia. (CHODOROW, 1991). Existen diferentes tipos de familias, entre los cuales destacan:

  1. La familia biológica: la cual está compuesta por padres e hijos biológicos

  2. La familia extendida: que incluye además de los padres e hijos a parientes consanguíneos que viven en proximidad

  3. La familia nuclear: integrada por los padres y los hijos, sean estos biológicos o adoptivos.

  4. La familia monoparental: que consta de un solo progenitor y sus hijos.

(http://www.sernam.cl/basemujer/Cap7/02.htm)


PATERNIDAD / MATERNIDAD

Antes de comenzar a relacionar la maternidad con la necesidad laboral y el abandono infantil, creemos importante definir el concepto de maternidad el cual es entendido como el conjunto de funciones, responsabilidades y derechos que tienen las madres con sus hijos. Dichas funciones de maternidad de las mujeres y de paternidad de los hombres en la crianza de los hijos están socialmente determinadas y no son exactamente las mismas en todas las culturas y clases sociales. (JIMENEZ, 2004) El modo como una persona ejerce su paternidad y maternidad está condicionada por sus propios conflictos y experiencias infantiles. (CHODOROW, 1991)

Desde la aparición del hombre, se ha visto la diferencia en la asignación de dichos roles, hallándose su fundamento en el hecho de que la mayor agilidad, fortaleza, velocidad y agresividad de los hombres los llevó naturalmente a la caza y que las mujeres desde entonces se dedicaron a mantener juntos y a cuidar a los niños, para de esta forma procurar la permanencia de la especie. Actualmente, en nuestra sociedad, las mujeres no pasan la mayor parte de su vida embarazadas ni tienen que cuidar a los niños exclusivamente. (CHODOROW, 1991)

El ejercicio maternal no es sólo tener un hijo, implica además ser una persona que socializa y alimenta. Winnicott insinúa que el hecho de que la madre lleve físicamente al infante en el útero la hace identificarse con el niño después de su nacimiento y por lo tanto la lleva a “una percepción muy fuerte de las necesidades del bebé”. De esta forma resulta determinante en la división sexual del trabajo. El rol maternal tiene efectos importantes en la vida de las mujeres, en la ideología sobre las mujeres, en la reproducción de la masculinidad y de la desigualdad sexual y en la vida laboral. (CHODOROW, 1991)

Existe la tendencia a definir las obligaciones del padre con relación a la mantención de los hijos, y las de la madre a su cuidado diario.

(http://www.sernam.cl/basemujer/Cap7/02.htm)

“Los discursos del psicoanálisis han contribuido mucho a construir una imagen concreta de la paternidad en nuestro tiempo. El padre en psicoanálisis es representado bajo una figura de prohibición, resultado de una referencia hegemónica de autoridad. Freud resaltó más significativamente la función de la madre en el desarrollo del niño; de hecho, la clave en su teoría eran las experiencias tempranas del niño con la madre. Otros autores dentro de la línea psicoanalítica, como Bowlby y Lacan, apoyan esta idea del padre como fuente de autoridad y de la madre como fuente de afecto; padre como figura de prohibición, como presencia insoslayable, y madre abocada al cuidado.” (JIMENEZ, 2004).

Moss afirma que la falta de cuidado hacia los niños y niñas pequeños y el interés por la educación, no es por el trabajo remunerado de las madres, sino por la falta de implicación de los padres en las tareas domésticas y la falta de corresponsabilidad en la educación. (ARENAS, 2000)

Sin embargo, los padres cuyas compañeras trabajan fuera del hogar, tienden a implicarse de forma más activa en las tareas del cuidado y crianza, llevándole a una mayor identificación con el rol de padre esperado por la sociedad en la actualidad. Paradójicamente, existe una cierta insatisfacción entre madres trabajadoras, en lo que se refiere a su ejercicio de la maternidad, sigue siendo central el rol maternal en la identificación femenina, el buen desempeño de la maternidad implica en el fondo más dedicación, más tiempo con los hijos. Esta situación favorece un continuo aprendizaje por parte de ambos padres (JIMENEZ, 2004).


VINCULO AFECTIVO

Las relaciones afectivas que establecen los niños con personas adultas tienen una gran influencia en el tipo de interacción que establecen con su medio. Dependiendo de la calidad de dichas relaciones, el niño construye un sistema de creencias que permanece a lo largo de su desarrollo y se reproduce en el momento de establecer relaciones afectivas (CARRILLO, MALDONADO, SALDARRIAGA, VEGA.; 2004) No hay pruebas de que las hormonas o cromosomas femeninos induzcan alguna diferenciación en la capacidad humana para la maternidad; pero si hay pruebas sustanciales de que las madres no biológicas, así como los niños y los hombres, pueden ejercer la materno-paternidad de un modo tan adecuado como las madres biológicas y sentirse igualmente maternales. (CHODOROW, 1991)


TRABAJO

Continuando con las distintas definiciones de los conceptos importantes de este trabajo, pasamos a los diferentes orígenes etimológicos que conlleva la palabra trabajo.

Según algunos autores, el origen etimológico de la palabra trabajo proviene del latín “trabs” o “trabis” que significa traba, la cual se relaciona porque el trabajo representa un obstáculo o reto para los individuos ya que lleva consigo un esfuerzo determinado. (http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Cesop/Eje_tematico/d_trabajo.htm)

Otros autores comentan que trabajo proviene de las palabras “laborare” o “labrare” que significa labrar, lo cual se refiere a la labranza de la tierra.

(http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Cesop/Eje_tematico/d_trabajo.htm)

Algunos autores más señalan que la palabra trabajo, proviene del griego thilbo, que es un concepto que indica una acción de apretar, oprimir o afligir.

(http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Cesop/Eje_tematico/d_trabajo.htm)

Finalmente el Diccionario de la Real Academia Española describe al término trabajo como un esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza.

(http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Cesop/Eje_tematico/d_trabajo.htm)

Por lo que puede concluirse que el trabajo es al fin y al cabo resultado de la actividad humana que tiene como objeto crear satisfactores.

(http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Cesop/Eje_tematico/d_trabajo.htm)

Hoy en día se percibe una gran distinción entre la definición del trabajo para los hombres y la definición del trabajo para las mujeres; La definición del trabajo para los hombres es la que se adopta generalmente en el sistema de producción de mercancías para el mercado o para la colectividad, es decir, en si para el trabajo asalariado. Pero para las mujeres el trabajo se refiere, en gran medida, al trabajo de reproducción de los individuos, aunque también se les atribuía la labor de trabajo de producción. (DEL RE, 1995)

Estas diferencias de género han tenido consecuencias en la elección del tipo de trabajo asalariado, en el nivel de ingresos y en la duración de la jornada laboral para las mujeres. Las mujeres perciben el trabajo asalariado como un trabajo secundario lo cual las llevara a aceptar salarios inferiores y jornadas laborales injustas.

(DEL RE, 1995)


LA INCORPORACIÓN DE LA MUJER AL ÁREA LABORAL

En cuanto a estadísticas se refiere se puede observar que conforme pasan los años existe un número cada vez mayor de mujeres trabajadoras que tienen la necesidad de combinar sus labores de madres junto con sus labores empresariales.

Algunas de las estadísticas encontradas a lo largo de la elaboración de este trabajo fueron:

En 1950, la tasa mundial de actividad económica de las mujeres ascendía a un 59 por ciento en el grupo de 20-24 años, bajaba hasta un 54 por ciento en las mujeres con diez años más de edad, se mantenía relativamente constante para los 15 años siguientes y caía rápidamente después de los 49 años. Hacia 1990, la tasa de actividad económica asumió un nuevo modelo mundial, con tasas de ingreso muy elevadas para las mujeres veinteañeras, una participación creciente en el mercado de trabajo de las de entre 30 y 40 años, y una baja a partir de los 50 años. En otras palabras, cada vez hay más mujeres que pasan sus años de crianza de los hijos como trabajadoras asalariadas.

(http://www.ilo.org/public/spanish/standards/relm/ilc/ilc87/rep-v-1.htm#La%20protección%20de%20la%20maternidad%20en%20el%20trabajo)

Entre 2000 y 2006, el número de mujeres trabajadoras con hijos, aumentó 30%, con un universo de 11.4 millones al cierre de año pasado. Hasta 2006, trabajaron 16.02 millones de mujeres, lo que representó 37.4% de la población ocupada total. (GONZÁLEZ I., PEDRERO F.; 2007)

Del total de mujeres trabajadoras, el 71.2%, son madres, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). (GONZÁLEZ I., PEDRERO F.; 2007)

En México las madres trabajadoras tienen en promedio 8.5 años de estudio, nivel de educación equivalente al segundo año de secundaria. (GONZÁLEZ I., PEDRERO F.; 2007)

Estudios realizados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revelan que el 63% de las mujeres ejecutivas en México no tienen hijos, ante la dificultad que enfrentan para conciliar su papel como profesionistas y madres. (GONZÁLEZ I., PEDRERO F.; 2007)

En 1999 las tasas de participación de la PEA femenina, de acuerdo con el estado civil, indican que la mayor participación la tienen las mujeres divorciadas, donde 72 de cada 100 realizan actividades económicas, le sigue el grupo de mujeres separadas con una participación del 67.4%, las solteras con cerca del 40%, y en el último grupo, con las tasas de participación más bajas, se encuentran las viudas, casadas y las unidas libremente con porcentajes entre 32.4 y 28.7%.

(http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html)

Información de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) revela que las mujeres mexicanas ocupadas en las zonas urbanas, con 13 o más años de instrucción, ganan 47% del sueldo de un hombre con un igual nivel escolar.

(http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html)

A principios del decenio de 1920, las mujeres se incorporaron masivamente al ámbito laboral y muchas de ellas lo abandonaron pocos años más tarde para dar a luz y criar a sus hijos.

(http://www.ilo.org/public/spanish/standards/relm/ilc/ilc87/rep-v-1.htm#La%20protección%20de%20la%20maternidad%20en%20el%20trabajo).

La incorporación de la mujer al mercado laboral ha supuesto una verdadera revolución y la dignificación de su papel en la sociedad. Sin embargo, este cambio no ha ido acompañado por las necesarias transformaciones sociales para acompañar el trabajo femenino fuera de casa y las labores que las mujeres desempeñan en el hogar, incluido el cuidado de niños y de ancianos. Esta situación ha fomentado el incremento de guarderías que se hagan cargo de los hijos de las madres que trabajan fuera del hogar.

(http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html)

En México existe un gran déficit de guarderías, ya que sólo se atiende al 28% de la demanda de derechohabientes, lo cual deja fuera a millones de mujeres sin acceso a este beneficio. Por esta falta de guarderías públicas, han aumentado las privadas.

(http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html)

En México existen 899 guarderías que albergan a cerca de 103 mil 707 niños en todo el país. En el D.F. suman apenas 78 guarderías que cuidan a 11 mil 855 hijos de mujeres trabajadoras entre ellas, las del IMSS. Sin embargo resulta insuficiente y las madres que trabajan tienen que dejar a sus hijos en sus hogares o con algún familiar para que los cuiden, ya que los gastos de una guardería particular superan sus posibilidades económicas.

(http://www.inmujer.df.gob.mx/numeralia/part_economica/condiciones_trabajo.html)

  • Las Madres Trabajadoras Y La Ley Federal Del Trabajo

Los artículos que procuran a las madres que trabajan son:

  1. Cuando se ponga en peligro la salud de la madre o del producto, ya sea durante el estado de gestación o el de lactancia y sin que sufra perjuicio en su salario, prestaciones y derechos, no se podrá utilizar su trabajo en labores insalubres o peligrosas, trabajo nocturno industrial, en establecimientos comerciales o de servicio después de las diez de la noche, así como en horas extraordinarias.

  2. Durante el embarazo no podrá realizar escuerzos que le perjudiquen a su salud o a la del producto.

  3. Disfrutarán de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto. Si surgen complicaciones, éste se puede alargar recibiendo el 50% de su salario, no mayor de 60 días.

  4. En el periodo de lactancia tendrán dos reposos de media hora cada uno para poder alimentar a sus hijos

  5. En los descansos de seis semanas anteriores y posteriores al parto, las mujeres disfrutarán de su salario íntegro.

  6. Puede regresar al puesto que desempeñaban anteriormente, siempre que no haya transcurrido más de un año desde la fecha del parto

  7. Los servicios de guardería infantil serán prestados por el Instituto Mexicano del Seguro Social

(http://www.albebe.com/cgi-bin/albebe/familia.pl?527.html)

La “doble presencia” con el que se adjetiva la vida cotidiana de aquellas mujeres que deben afrontar la actividad laboral y el trabajo doméstico-familiar como único horizonte viable y obligado. Dicha conciliación las lleva a compartir un elemento en común: la falta de tiempo para vivir (TORNS, 2001).

A pesar de que la mayoría de las mujeres, cuatro de cada cinco, demuestran satisfacción por trabajar fuera del hogar, la mitad de las madres considera que esta situación es mala para los niños.

(http://educacionparalaciudadania.wordpress.com/2007/11/06/discriminacion-de-la-madre-trabajadora/)


CONSECUENCIAS DE LA DOBLE PRESENCIA

Una situación negativa que puede causar la doble presencia es el abandono infantil-, ya que, todo ser humano, para su crecimiento, necesita ser tocado, escuchado, amado y acompañado en los primeros años de vida. Por lo que el abandono infantil, que se lleva a cabo por la necesidad de la madre de llevar una vida laboral activa, podría traer algunas consecuencias a futuro como: problemas de salud, baja autoestima, dificultad en el manejo de la agresión, problemas de integración social, dificultad para establecer vínculos cercanos y estables durante su vida, y recursos pobres para enfrentar la vida.

(http://www.inkaland.org/index.php?view=article&id=48&tmpl=component&print=1&page=&Itemid=50&option=com_content).

Los niños que fueron abandonados en su infancia probablemente cuando sean adultos y tengan hijos, también los abandonaran. El abandono infantil, como conducta vinculada a la ausencia de maternidad o paternidad, se repetirá por lo menos tres generaciones sucesivas.

(http://www.inkaland.org/index.php?view=article&id=48&tmpl=component&print=1&page=&Itemid=50&option=com_content).

Aunque el abandono infantil esta relacionado con la pobreza, esto no significa que en otros sectores sociales, los niños no sean abandonados

(http://www.inkaland.org/index.php?view=article&id=48&tmpl=component&print=1&page=&Itemid=50&option=com_content).

No todas las consecuencias de la doble presencia son negativas, pues hay autores que consideran que no hay vínculo directo entre el trabajo de la mujer y la salud psicológica del niño. Además, la ausencia de la madre no significa una carencia afectiva a condición de que la madre sea siempre lo suficientemente buena, es decir, amante y confiada para su hijo. (GIAMPINO, 2002).

Para que el niño no perciba el trabajo de la madre como un abandono, es preciso que al niño se le expliquen las causas de la ausencia de su madre y asegurarse de que estas causas sean totalmente comprendidas por el hijo; tomar en cuenta la personalidad del niño y explicar la situación conforme a lo observado; si una persona externa se encarga del niño, la relación entre el personal que se ocupara del niño y los padres deberá ser clara y de confianza. (GIAMPINO, 2002).

“Existen estudios que apuntan a que los hijos de madres que trabajan fuera del hogar tienen mejor rendimiento escolar que aquellos cuyas madres están cesantes o simplemente están todo el día en su casa. Este resultado se basaría en que estos niños estarían mejor motivados debido al mayor nivel cultural de sus progenitores”

(http://www.chileunido.cl/corrientes/docs_corrientes/CdeOp57maternidad.pdf

 

  1. 4 Metodología


4.1 Hipótesis conceptual

Hay un impacto negativo en la actitud de jóvenes con respecto a las madres trabajadoras, pues se considera que abandonan a sus hijos.


4.2 Hipótesis metodológicas.

H01: No existe diferencia estadísticamente significativa entre la percepción de los jóvenes con respecto a las madres trabajadoras y la carrera que cursan.

H02: No existe diferencia estadísticamente significativa entre la percepción de los jóvenes con respecto a las madres trabajadoras y la edad que tienen.

H03: No existe diferencia estadísticamente significativa entre la percepción de los jóvenes con respecto a las madres trabajadoras y su sexo.


4.3 Variables

Dependiente: Actitud de los estudiantes hacia madres Trabajadoras con respecto a los hijos; Actitud ante el impacto del vinculo materno

  • Nivel de medición: escalar


Independiente: Sexo y Edad

  • Sexo

Nivel de medición: nominal


  • Edad

Nivel de medición: ordinal


La variable dependiente, actitud de los estudiantes hacia la relación entre madres trabajadoras e hijos, se define operacionalmente en el instrumento RIGOSH a través de criterios que se presentan en los ítems tipo Likert: 20, 23, 2, 17, 13, 15, 9, 6, y 4

La variable dependiente, descripción del vinculo materno y su repercusión en la actualidad se define operacionalmente en el instrumento RIGOSH a través de criterios que se presentan en los ítems tipo Likert: 1, 12, 18, 25, 8, 21, 10, 3, 5, 7, 22, 11, 14, 16, 19, y 24

Las variables independientes de edad y sexo se encontraran utilizando el instrumento RIGOSH preguntando en que grupo se identifican,


    1. 4.4 Sujetos

Para el presente estudio se utilizó una muestra de 427 sujetos, hombres y mujeres. Los sujetos a los que se les aplicó el presente instrumento son estudiantes universitarios de entre 18 y 27 años que actualmente cursan distintas carreras ubicadas en áreas de estudio: División de estudios sociales; División de ciencia, arte y tecnología; y División de humanidades y comunicación.

Este estudio se llevo a acabo a través de una selección no probabilística al azar la cual se conformo de 427 casos aplicados en la Universidad Iberoamericana en sus distintas cafeterías, en los salones, de clases, en la zona de los restiradores de los departamentos de arquitectura, en la explanada y en las salas de cómputo.


    1. 4.5 Instrumentos

El instrumento con el que se llevó a cabo la recolección de datos para el presente estudio se denomina “RIGOSCH”. Los autores son Gómez Cantón Andrea , Rivera Hernández Aránzazu Montserrat y Schwartzman Faerman Nicole Batia, alumnas que actualmente se encuentran cursando el sexto semestre de la carrera de Psicología, quienes tuvieron por labor el diseño, la validez y confiabilidad.

El Cuestionario es una escala tipo Likert, que consta de 25 reactivos cuyas opciones de respuesta son:

  1. Totalmente en desacuerdo.

  2. En desacuerdo.

  3. Neutro.

  4. De acuerdo.

  5. Totalmente de acuerdo.


Inicialmente el instrumento utilizado se elaboro de 45 reactivos los cuales fueron evaluados por un jurado especializado en la materia y ya depurado se aplico a una muestra de 50 personas. Los resultados fueron analizados utilizando las tablas de discriminación, confiabilidad y validez a través de las cuales quedo un instrumento de 25 reactivos, el cual fue aplicado a 427 sujetos. A partir de los resultados de los mismos se obtuvieron las conclusiones.

 

Image

Image 

 

    1. 4.6 Procedimiento

El tipo de estudio es por objetivos, por tiempo y por escenario; De acuerdo al escenario en el que se llevó a cabo, es un estudio de campo. Como los investigadores no tuvieron control directo con las variables independientes, no se manipularon variables sino que únicamente se midieron. Por lo tanto, se trata de un diseño no experimental también llamado EX - POST – FACTO



4. 7 Prueba de Hipótesis

A continuación se presenta el análisis estadístico que se obtuvo del estudio de los resultados arrojados por las encuestas elaboradas el cual ayudo a obtener una conclusión en la investigación.

 

 

Image


  • Para la realización de este estudio, se requirió una muestra representativa compuesta por 427 sujetos, de los cuales, el 50.6% corresponde al Departamento de Ciencias Sociales, el 36.8% al Departamento de Ciencia, Arte y Tecnología, el 11.8% del Departamento de Humanidades y Comunicación.

 

 


ANOVA de un factor

 

 

Image

  • El impacto del vínculo materno cuenta con una significancia de 0.086 > 0.05. Por lo tanto, no existe una diferencia estadísticamente significativa en el impacto del vínculo materno para el desarrollo de las personas, lo que refiere a la percepción de que el vínculo materno no influye directamente en el desarrollo normal del hijo.


  • Por otro lado, la variable de madres trabajadoras e hijos cuenta con una significancia de 0.28 > 0.05. Por lo tanto, se encontró que existen diferencias estadísticamente significativas en las madres trabajadoras e hijos, por lo que se deduce que la percepción de los jóvenes se orienta a la idea de que el hecho de que las madres trabajen, afecta el vínculo que existe entre madre e hijo.


Pruebas post hoc

Subconjuntos homogéneos

 

Image

  • En la variable sobre el impacto del vínculo materno, las carreras pertenecientes al Departamento de Humanidades y Comunicación, al Departamento de Ciencia, Arte y Tecnología y al Departamento de Ciencias Sociales cuentan con una significancia de 0.075 > 0.05. Por lo tanto, se concluye que los tres grupos coinciden en la idea de que el vínculo materno impacta directamente en el desarrollo de la persona. Sin embargo, se encontró que el Departamento de Ciencias Sociales presenta un mayor convencimiento con respecto a dicha idea.

 

Image

  • En la variable de madres trabajadoras e hijos, se encontró que las personas que estudian carreras del Departamento de Ciencia, Arte y Tecnología están más de acuerdo con la idea de que las madres que trabajan afectan negativamente al desarrollo normal de los hijos.

Image 

Image

  • Es posible observar que existen diferencias estadísticamente significativas entre hombres y mujeres acerca de la actitud hacia la relación entre madres trabajadoras e hijos, con una significancia de la prueba t de student de 0.000. < 0.05. Asimismo, existe una diferencia estadísticamente significativa entre hombres y mujeres en cuanto a la percepción del impacto del vínculo materno en el desarrollo de los hijos, con una significancia de la prueba t de student de 0.000. < 0.05.

Image

 

  • La muestra de jóvenes universitarios que participaron en la aplicación de la encuesta, se dividió en rangos de edad que iban de 0 a 20 años, 20 a 21 años, 21 a 22 años y de 22 en adelante.

Image

 

  • De una muestra conformada por 427 estudiantes universitarios, las edades más frecuentes fueron las siguientes: 102 estudiantes presentaron una edad de 20 años, 86 de 21 años, 77 de 22 años y 76 de 19 años.

 

Image

  • En lo que respecta a la variable de la percepción sobre la relación entre madres trabajadoras e hijos, se encontró que el rango de edad que abarca hasta los 21 años, presenta una media de 21.6466, mientras que el rango de 22 años o más cuenta con una media de 21.7361. Mientras tanto, en la variable relativa a la actitud de los jóvenes hacia el impacto del vínculo materno en el desarrollo de los hijo, se observa que en el rango de edad que abarca hasta los 21 años, la media es de 67.7032; al mismo tiempo en el rango de edad de 22 años o más, la media es de 68.375.

 

Image

  • Se puede observar que no existen diferencias estadísticamente significativas entre la edad y la percepción de los jóvenes acerca de la relación entre madres trabajadoras y sus hijos, contando con una significancia bilateral de 0.886 > 0.05. Asimismo, no existen diferencias estadísticamente significativas entre la edad y la actitud acerca del impacto del vínculo materno en el desarrollo de los hijos, contando con una significancia bilateral de 0.546 > 0.05.



GRÁFICAS

 

Image

  • El vínculo materno infantil fue medido en una escala de 16 a 80 puntos. En la gráfica se muestra que el grupo de estudiantes de Ciencias Sociales tuvo el mayor promedio con 69.06 puntos, mostrando un mayor acuerdo en cuanto a esta dimensión.


Gráfico interactivo

 

Image

  • La relación entre madres trabajadoras e hijos, fue medida en una escala de 9 a 45 puntos. En la gráfica se muestra que el grupo de estudiantes de

 


5. Discusión de resultados

El instrumento de medición RIGOSCH, el cual mide la percepción de la actividad laboral materna, se aplicó a 427 estudiantes de la Universidad Iberoamericana, dentro de los cuales 218 correspondieron al Departamento de Ciencias Sociales, 157 pertenecieron al Departamento de Ciencia, Arte y Tecnología, y 50 alumnos correspondientes del Departamento de Humanidades y Comunicación.

A través de la interpretación de dichas encuestas fue posible llegar a las siguientes conclusiones:

  • No existe una diferencia estadísticamente significativa en el impacto del vínculo materno para el desarrollo de las personas; es decir, que el vínculo materno no influye directamente en el desarrollo normal del hijo.

  • La percepción de los jóvenes en cuanto a las madres trabajadoras se orienta a la idea de que el hecho de que las madres trabajen afecta el vínculo que existe entre madre e hijo.

  • Los estudiantes de los tres grupos de carreras (Humanidades y Comunicación; Ciencia, Arte y Tecnología; Ciencias Sociales) coinciden con la idea de que el vínculo materno impacta directamente en el desarrollo de la persona.

  • Se encontró que los estudiantes que pertenecen al Departamento de Ciencias Sociales, presentan un mayor convencimiento de que el vínculo materno impacta directamente en el desarrollo de la persona.

  • Las personas que estudian carreras del Departamento de Ciencia, Arte y Tecnología están más de acuerdo con la idea de que las madres que trabajan afectan negativamente al desarrollo normal de los hijos.


6. Conclusiones

Algunas de las conclusiones más significativas a las que se pudo llegar con esta investigación son que las diferencias individuales de las personas durante su infancia determinan el aprovechamiento del vínculo materno para su desarrollo, es decir, que el vínculo materno no influye prioritariamente en el tipo de desarrollo del niño.

Otra de las conclusiones fue que la situación social no ha permitido la creación de condiciones necesarias para el desarrollo de vínculos estables y sanos para los hijos de madres que trabajan, es decir, que la incorporación de la mujer al mercado laboral ha supuesto una verdadera revolución y dignificación de su papel en la sociedad, sin embrago este cambio no ha contemplado una transformación en la idea con la que cuentan actualmente los jóvenes acerca de que la madre es la única que puede satisfacer el rol materno.

De igual manera se descubrió que los jóvenes, hijos de madres trabajadoras e hijos de madres dedicadas al hogar, de entre 18 a 25 años creen que el hecho de que las madres trabajen propicia una relación de abandono entre madre e hijo.

Los jóvenes de las carreras de tipo social consideran que el vinculo materno impacta directamente en el desarrollo de las personas; se cree que esta situación se da ya que en eses tipo de carreras se enfocan mas en lo humano y en las necesidades de la población. De lo contrario los jóvenes de las carreras de tipo tecnológica cuentan con la idea de que el hecho de que las madres trabajen afecta en mayor grado al desarrollo de los hijos que al vínculo materno.

 

 


7. Referencias Bibliográficas