INFORME :

 

FIRST BINACIONAL MEETING ON AFFECTIVE  MODULATION OF PAIN “PRIMER COLOQUIO BINACIONAL SOBRE MODULACIÓN EMOCIONAL DEL DOLOR : TAMU-UNAM”, REALIZADO EN LA UNIVERSIDAD DE TEXAS A&M, COLLEGE STATION, TEXAS. 7-9 de abril, 2008.

 Autores: Benjamin Dominguez T., Gerardo Ruvalcaba P., Laura Ramirez Z. y Claudia Gutierrez S

 

Reconocimientos: La visita a la Universidad de Texas A&M fue parcialmente financiada con el apoyo del proyecto: PAPIIT-DGSCA-UNAM # IN-305508 “ Uso Clínico de Mediciones de la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca como “Marcador” Autonómico del Funcionamiento Emocional en Pacientes Adultos con Dolor Crónico” (2008-2010).

 

I. Antecedentes

 

Un  objetivo del Programa de Doctorado en Psicología de la UNAM es formar capital humano que entre otras habilidades, sea capaz de realizar investigación original, de frontera y de alta calidad en el área específica de formación de cada uno de los egresados. Para el logro de este objetivo la vinculación con otros grupos lideres  de investigación dentro y fuera de nuestra disciplina y  con laboratorios, tanto nacionales como extranjeros, es indispensable y puede ubicarse en la categoría de “mobilidad estudiantil” entre la gama de acciones fundamentales de la educación superior en México. En este sentido tanto la UNAM como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) incluyen programas de movilidad e intercambio científico y académico que permite que los estudiantes se acerquen al conocimiento generado en otros países, universidades y grupos de investigación lo cual se enfrenta a desafios burocraticos y presupuestales.

 

En este sentido y con la intención de desarrollar en los estudiantes no sólo las habilidades del intercambio científico y académico con investigadores extranjeros; sino también la importante cualidad e iniciativa para la consecución de apoyos económicos que les permitan consolidar y proseguir sus líneas de estudio; el grupo de investigación “Mente-Cuerpo” de la Facultad de Psicología de la UNAM (fundado y liderado por el Dr. Benjamín Domínguez Trejo) comenzó a cultivar una relación científica con investigadores y académicos de la Universidad de Texas A&M; esto con la finalidad de responder a la convocatoria del Programa de Colaboración en Investigación (Collaborative Research Grant Program) que desde el año de 2001 han venido suscribiendo la Universidad de Texas A&M (TAMU) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT)

 

Dicho programa surge a raíz de un convenio firmado por ambas instituciones con el objetivo de promover una significativa cooperación internacional para la investigación y la capacitación de estudiantes de posgrado, así como para suministrar fondos semilla a programas educativos y de colaboración en investigación entre TAMU e instituciones Mexicanas de enseñanza superior y los centros de investigación del CONACyT. Para ello las dos instituciones han destinado US $200,000 por año cada una para el ya citado programa. Los cuales se reparten en apoyos de hasta US $24,000 cada uno y tienen el propósito de financiar propuestas de investigación interinstitucionales entre Texas A&M e instituciones Mexicanas de enseñanza superior y centros de investigación. El propósito de este programa (evaluado por pares expertos), es el de avanzar en la cooperación interinstitucional en ciencia, tecnología, y actividades de erudición que tengan aplicación directa a la industria o el gobierno a través de los esfuerzos complementarios de los científicos y eruditos de Texas y México.

 

Específicamente, en el año 2005 se encomendó a uno de los estudiantes (MC Gerardo Ruvalcaba Palacios) identificar y comenzar a establecer relación epistolar con un investigador de TAMU, con la condición de que dicho investigador tuviese intereses científicos en el campo de la modulación emocional del dolor, de tal forma que se pudiese concursar en la convocatoria TAMU-CONACyT de ese año. A raíz de dicho esfuerzo se logró establecer contacto con la Dra. Mary W. Meagher del Departamento de Psicología de dicha Universidad. Los intereses de esta destacada investigadora se centran en el efecto del estrés en el sistema inmunológico, así como los aspectos bioquimicos del dolor en modelos animales. Así mismo, desde el 2001 comenzó a estudiar aspectos relacionados con la modulación emocional del dolor experimental en humanos.

 

Fruto de estas relaciones se desarrolló el protocolo de investigación “Written disclosure and its effects on Surface electromyography with Chronic Work-Related Muscle Pain patients” (Escritura de revelación y sus efectos en la electromiograrfia de superficie en pacientes con dolor crónico muscular relacionado con el trabajo). Dicho protocolo no fue apoyado con los fondos que el programa ofrecia, pero permitió a ambos equipos experimentar el proceso propio de la convocatoria (que al menos para los miembros del equipo mexicano fue una nueva experiencia, principalmente para los estudiantes) y además comenzar a vislumbrar las áreas de investigación en las cuales ambos equipos convergían.

 

Durante el año 2006 la  relación entre ambos equipos se mantuvo via internet , reanudándose en el año 2007 con la intención de volver a concursar en la convocatoria TAMU-CONACyT. En esta ocasión el trabajo realizado tuvo un cariz más participativo por parte de ambos equipos, que en la anterior ocasión y la Dra Meagher tuvo la certeza de encomendar a su estudiante posdoctoral Dr Luis Miguel Carcoba, (de origen mexicano y con bastante fluidez en inglés y español) el papel de enlace con el equipo mexicano (nuevamente a cargo del MC Gerardo Ruvalcaba P.) siendo de esta manera que se respondió a la convocatoria con el trabajo “Autonomic Modulation In Work-Related Muscle Skeletal Pain. Feasibility Of Application Of Developed Countries-Research Findings To Non Developed Countries’ Health Care Problems (Modulación autonómica en el dolor músculo esquelético relacionado con el trabajo: Viabilidad de la aplicación de los hallazgos científicos de los países desarrollados a los problemas de salud de los países no desarrollados). Desafortunadamente en esta ocasión nuestro proyecto tampoco fue financiado, pero obtuvimos grandes aprendizajes, principalmente en el sentido de que si realmente deseábamos realizar trabajo conjunto, entonces tendríamos que hacer un intercambio más intenso de conocimientos, procedimientos y teoría. Como consecuencia decidimos realizar un encuentro en la Universidad de Texas A&M con la intención de tener un espacio en donde llevar a cabo ese intercambio. Además también se decidió que el Maestro Ruvalcaba participara en un intercambio académico de tres meses tiempo en el cual se podría integrar a las actividades de investigaci& oacute;n de la Dra. Meagher y además tendría la oportunidad de tomar algunos cursos con ella misma y el Dr. Carcoba.

Image

El encuentro entre ambos equipos de investigación se planeó para el mes de Abril de 2008, concretamente para los días 7 y 8, durante los cuales celebramos nuestro “Primer Coloquio Binacional sobre Modulación Emocional del Dolor” y en el cual además de compartir nuestras experiencias científicas, hallazgos de investigación y líneas de estudio, también tuvimos la oportunidad de visitar los laboratorios y ver los procedimientos, materiales y equipo utilizados por nuestra contraparte, en la Universidad de Texas A&M.

 

II. Información presentada en el evento

 

a) Aportaciones realizadas por el grupo de investigación de la Universiad de Texas A&M (TAMU)

 

1. Activación Glial Como Mecanismo Potencial en la Modulación de la Susceptibilidad para Desarrollar Condiciones de Dolor Crónico.

Glia activation as a potential mechanism modulating susceptibility to developing chronic pain conditions

 

Elisabeth Good Vichaya

Dpto. de Psicología

Universidad de Texas A&M

 

La literatura ha demostrado que los factores psicológicos están relacionados de manera importante con el comienzo y progresión de estados patológicos de dolor crónico. Estos factores psicológicos pueden ser muy importantes al momento de predecir quién desarrollará condiciones de dolor:

±  Estrés/ansiedad

±  Historia de trauma o abuso

±  Depresión

±  Factores cognitivos (afrontamiento pasivo)

±  Catastrofización, miedo-evitación

 

La sensibilización central es uno de los mecanismos patológicos considerados en el dolor. Consiste en la hiper-reactividad de las sinapsis de las vías centrales encargadas de la transmisión nociceptiva.

El glutamato (mayormente excitatorio) facilita la sensibilización y memoria de dolor

Se sugiere que se considere la glia para el entendimiento de las diferencias individuales hacia dolor.

 

Lo que sabemos de la glia es:

*         Son Células no neurales del SNC

*         Incluye muchos tipos de células: oligodendritos, microglia, astrocitos

*         Esta expresada en el SNC en un factor de 10 a 1(por cada 10 células gliales hay una neurona), alrededor de los axones y en los vasos capilares

*         No solo están distribuidas en el SNC. Además liberan y responden a neurotransmisores específicos por lo que están involucradas en procesos como

Citocinas (citokinas ) proinflamatorias: la inflamación esta asociada al dolor y alteraciones en la plasticidad.

La glia es la célula immune del SNC si se bloquea se reducen las respuestas inflamatorias

Se ha demostrado que la glia puede liberar factor de crecimiento nervioso, como el BDNF, el cual tiene un rol importante en la modulación de la plasticidad neuronal.

 

El glutamato actúa a nivel presináptico en los receptores NMDA y es capaz de incrementar la eficacia de la sinapsis:

±  La inhibición de la glia interrumpe la consolidación de la memoria.

±  En la ausencia de glía la estimulación del nervio ciático causa LTD en vez de  LTP.

±  Nuestro laboratorio ha mostrado que la glia esta involucrada en el aprendizaje espinal.

 

No solo la activación glial es necesaria para el desarrollo de estados de dolor neuropático, se ha mostrado que las inyecciones de microglia son suficientes para desencadenar una cascada de eventos que llevan al desarrollo de dolor en la ausencia de daño en el tejido (Narita et al., 2006).

 

Modulación ambiental de la glia (aumento de glia)

±  Estrés (Shock, Frank et al., 2007; privación en la vida temprana y destete temprano; estrés crónico impredecible; tratamiento glucorticoide)

±  Ambiente enriquecido ( Neonatal Handling, Ambiente complejo, Ejercicio, aprendizaje)

±  Dieta (Colesterol, baja en proteínas, alta en grasa, pocos carbohidratos, suplementos de uvas, extracto de arándano,  brócoli, canabinoides, ginsen )

 

Es razonable considerar la posibilidad de que los factores ambientales puedan modular perfiles de activación glial y alterar la vulnerabilidad a desarrollar condiciones patológicas de dolor.

También explorar la posibilidad de que los efectos de la modulación ambiental del dolor pueden ocurrir a través de un mecanismo glial.

 

HIPOTESIS E IMPLICACIONES: ¿si después de un accidente se reduce la actividad glial asociada al procesamiento y transmisión de la información nociceptiva y la experiencia de dolor; entonces se puede influir en el desarrollo de dolor crónico?, ¿Cómo esto afectará al proceso de dolor agudo?.

¿De qué manera las células gliales participan en la integración y mantenimiento de la conducta de dolor (Pensamientos, emociones y comportamientos)?.

¿Su actividad influye en la capacidad de un individuo para modular los marcadores psicofisiológicos periféricos asociados al dolor?.

 

2. El Afecto Negativo Intensifica la Hiperalgésia Inducida en Usuarios de Heroína

Negative affect heightens opiate withdrawal-induced hyperalgesia in heroin abusers

 

Luis M Carcoba

Dpto. de Psicología

Universidad de Texas A&M

 

Por muchos años la relación entre dolor y emoción ha sido reconocida, pero solo recientemente ha sido mecanísticamente explicada

También recientemente el componente emocional del dolor ha sido reconocido no solo como parte accesoria de la experiencia dolorosa sino como modulador esencial del dolor por si mismo

 

Ø  El dolor y la emoción comparten vías resultando en una modulación bidireccional

Ø  Algunas vías transportan información nociceptiva a la corteza somato-sensorial y a la ínsula contribuyendo a los aspectos sensoriales del dolor.

Ø  Otras vías proyectan directamente a la corteza cingulada anterior, la amígdala y corteza prefrontal involucradas en la dimensión afectiva del dolor

 

Los opioides pueden activar sistemas de inhibición y facilitación del dolor.

Ø  Hiperalgesia (aumento de la sensibilidad a la estimulación nociva, puede resultar de la administración opioide a largo plazo)

Ø  Se han hecho avances en la comprensión de la fisiopatología de la hiperalgesia, sin embargo, los factores estresantes y emocionales que contribuyen al estado hiperalgesico pueden estar pobremente explorados.

 

Objetivos

 

El presente estudio examino el impacto de la emoción en el dolor para determinar:

1) ¿Qué tanto los resultados obtenidos en población normal en el campo de la modulación afectiva del dolor pueden aplicarse en poblaciones de adictos a la heroína?

2) ¿Es efectiva la modulación afectiva del dolor durante los estados de hiperalgesia asociados al síndrome de abstinencia en adictos a la heroína?

 

Método:

A 6 hombres hispanos en rehabilitación por adicción a la heroína se les presentaron 3 series de imagenes (neutrales, positivas y negativas)

Usando el Test del torniquete se midió el umbral y tolerancia al dolor después de cada imagen

También se midió el dolor, utilizando una Escala Visual Análoga (EVA) y el maniquí de autoevaluación, SAM (Self-assessment manikin); la valencia positiva de las imágenes y la estimulación presentada.

Se comparó el grupo con 20 ex adictos con al menos 10 meses de abstinencia y 20 controles

 

Conclusiones:

Se ha mostrado que la inducción de emociones negativas incrementa la sensibilidad al dolor en adultos saludables. Este estudio demuestra que las emociones negativas exacerban la hiperalgésia, esto sugiere que los incrementos en la sensibilidad hacia el dolor derivados del uso de opioides esta influida por afecto negativo y que las intervenciones diseñadas para decrementarlo pueden ser más efectivas si se contempla el estado emocional del paciente.

Los ex adictos continúan mostrando sensibilidad intensa después de meses de abstinencia.

 

Trabajo futuro:

1) ¿Cuál es rol del tiempo en la interrupción de las respuestas de dolor?. ¿Los usuarios crónicos tienen mas daño que los de poco tiempo?

2) Importancia del uso de otras drogas

3) Rol del grupo étnico como factor influyente el la percepción del dolor

 

HIPÓTESIS E IMPLICACIONES:

¿Podríamos utilizar el test del torniquete en nuestros pacientes con dolor crónico para medir su percepción del dolor agudo?

¿Cuáles de éstas variables podemos aplicar a nuestros proyectos con respecto al uso de drogas?

¿Podríamos implementar el paradigma en nuestra investigación?

¿Qué intervenciones psicofisiológicas podrían ser útiles para disminuir el dolor asociado al estado de abstinencia que presenta este tipo de pacientes?

 

 

3. Escritura Emocional Autorreflexiva, Género y Dolor

Written emotional disclosure, gender, & pain

 

Jerrel Smith

Dpto. de Psicología

Universidad de Texas A&M

 

Estudio 1 (Jeff)

   Experimento 1 examina el impacto de ruido y género en el dolor inducido por capsaicina en sujetos saludables (hombres y mujeres).

   Experimento 2 evaluaron la influencia del ciclo menstrual en dolor por capsaicina y modulación afectiva

 

Mediciones psicofisiológicas: tasa cardiaca, conductancia en dedos del miembro no dominante

 

Test de la Capsaicina: 300 µl de capsaicina al 6.0 % por un periodo de 30 minutos

 

Resultados:

 

La exposición al ruido indujo niveles de activación fisiología y reportes subjetivos de afecto negativo

Después de la exposición a los estresores las mujeres reportaron mas niveles de dolor espontáneo que los hombres con la capsaicina

 

La exposición a los ruidos aumentó el área de hiperalgésia secundaria por capsaicina en hombres pero no en mujeres, sin embargo las mujeres mostraron mas nivel de variabilidad en hiperalgésia secundaria.

 

Aunque no se encontraron diferencias en dolor espontáneo antes del ruido (estresor), se registraron niveles bajos de hiperalgésia mecánica y áreas de hiperalgésia secundaria por los participantes de la fase lútea en la condición de no estrés.

 

Experimento Susana

 

Experimento 1: escritura emocional autorreflexiva

      Los que escribieron sobre el trauma, incrementaron el desagrado y la activación psicofisiológica (tasa cardiaca) en los primeros 10 min.

      Después puntuaron el dolor como menos intenso y displacentero.

      Beneficio a largo plazo

      Si hay escritura emocional se puede reducir la sensibilización central a través de la modulación descendente (amígdala y cíngulo)

 

HIPÓTESIS E IMPLICACIONES:

¿Podríamos aplicar el paradigma capsaicina o adoptarlo con algunas variantes?

Complementando nuestra investigación, hay una necesidad de compartir los resultados con nuestros pacientes.

¿Podríamos identificar algunos pacientes y padecimientos con mas ganancias de la técnica o viceversa?

¿La escritura emocional se correlaciona con incrementos en la ASR( Arritmia del Sinus Respiratorio)  en pacientes con dolor crónico muscular?. ¿Cómo afecta la escritura emocional la actividad de los músculos que ya se encuentran dañados (por ejemplo en trabajadoras administrativas con dolor en espalda baja)?.

¿El contenido emocional de lo escrito se relaciona con un tipo específico de actividad autonómica periférica (Conductancia de la piel y Variabilidad Cardiaca (ASR)?, es decir ¿Produce o es producto de una actividad autonómica específica (la línea base predice lo que se escribirá?)?

 

 

 

4. Modulación Emocional del Dolor

Emotional Modulation of Pain

 

Mary W Meagher

Dpto. de Psicología

Universidad de Texas A&M

 

DOS PARADIGMAS DE INVESTIGACIÓN:

 

1) PSICONEUROINMUNOLOGÍA: efectos de estrés  en un modelo animal de esclerosis múltiple.

2) MODULACIÓN AFECTIVA DEL DOLOR: impacto de los estados emocionales en el dolor usando modelos humanos y de laboratorio.

 

Afecto negativo y umbral del dolor

Se prueba la influencia del afecto negativo inducido por imágenes (miedo, asco) en el umbral del dolor inducido por la sumersión del brazo en agua fría, tomando registros de auto-reporte, Frecuencia Cardiaca y Conductancia Galvánica de la Piel.

Afecto positivo y umbral del dolor

Se probó la influencia del afecto positivo inducido por imágenes (erótica, apego) en el umbral del dolor inducido por la sumersión del brazo en agua fría, tomando registros de autorreporte, FC y conductancia. 

 

Resultados: La conductancia fue mayor en la condición seguida de la ansiedad

La ansiedad disminuyó el umbral del dolor, indicando aumento de dolor.

Miedo incrementa umbral del dolor, indicando decremento de dolor

El estímulo erótico en hombres funciona aumentando el umbral, en mujeres no (aspectos culturales??)

 

Impacto del miedo y ansiedad (inducidos por shock) en el umbral de dolor (por calor)

Se probó el dolor por calor antes y después de ansiedad anticipatoria (amenaza de shock) o miedo (amenaza de shock después de 2 shocks)

 

Impacto del miedo condicionado en la tasa cardiaca y emoción

La Tasa cardiaca no  muestra diferencias significativas

Usando una duración constante de estímulos calientes, el miedo condicionado inhibió los puntajes en una EVA

 

Impacto de la historia de trauma en capsaicina 

La exposición a eventos traumáticos contribuye al desarrollo de depresión, ansiedad y disregulacion afectiva, que pueden amplificar la experiencia afectiva del dolor.

Recientemente se examina el impacto de historia de trauma sobre el dolor inducido por capsaicina.

Se hipotetiza que se observará mas sensibilidad al dolor e hiperalgésia secundaria en el grupo con historia de trauma cuando se compare con el de no trauma

 

Resultados: La hiperalgésia aumentó en los sujetos que reportaron historia de trauma significativa, sugiriendo que el trauma aumenta el proceso de sensibilización central. Esto puede proporcionar un mecanismo para explicar la relación entre trauma y dolor crónico

 

En la LB los sujetos con historia de trauma mostraron tasa cardiaca disminuida e incremento en la conductancia, umbral del dolor disminuido, mas dolor espontáneo, intensidad y displacer

La escritura emocional de trauma aumenta la FC en el día 1

El área de hiperalgésia secundaria fue mayor en los de trauma en el día 4 después de la escritura

 

CONCLUSIONES GENERALES, IMPLICACIONES:

Las imágenes de valencias negativas amplificaron el dolor por frío, mientras que las positivas inhibieron el dolor.

La ansiedad anticipatoria aumentó la sensitividad del dolor, mientras el miedo condicionado e incondicionado inhibió la sensibilidad al dolor.

Una historia de trauma aumenta el dolor espontáneo y la hiperalgésia secundaria inducida por capsaicina, escribir sobre trauma revierte los efectos en la historia de trauma en la hiperalgésia secundaria cuando se probo un mes después de escribir

Los mecanismos endógenos moduladores de dolor y la sensibilización central pueden no estar funcionando normalmente en los individuos con historia de trauma.

 

ESTRÉS PSICOSOCIAL Y SU INFLUENCIA EN EL PROCESO INFLAMATORIO

 

El estrés social crónico/recurrente es común

El estrés social ha mostrado:

         altera la regulación de la respuesta inmune

         exacerba la respuesta al reto inmune

Hay varios modelos (en primates, ratas y humanos) del estatus social bajo asociado con resultados negativos en salud:

Similar a los otros mamíferos los ratones son altamente sociales y establecen jerarquías sociales de dominancia

Bajo el modelo de disrupción social, un grupo de 3 machos adolescentes son trastornados exponiéndolos a series de intrusos machos mayores agresivos y sexualmente experimentados

 

         El estrés social aumenta la susceptibilidad a la influenza

         El estrés social antes de reto inmune eleva la liberación de citocinas pro-inflamatorias

         La Sensibilización puede ser responsable de los efectos negativos del estrés social

 

Estrés social y dolor inflamatorio

      Se realizaron 6 sesiones de estrés social  con diferente macho dominante cada noche, 30 minutos después se aplica una inyección de zimozan

      Causa una respuesta inmune

      Controla sensibilidad mecánica y térmica

 

Resumen de los resultados de estrés por zimozan

      El estrés social antes de zimozan resulta en hipersensibilidad

      Esta exacerbación dura por lo menos 48 horas

      Las patas traseras se afectan de manera ipsi y contralateral (mecanismo central)

 

¿Qué sigue?

      Los mecanismos por los cuales los daños neonatales alteran el procesamiento del dolor y la función de la médula espinal.

 

Estrés neonatal y perinatal efectos en la salud

Estrés maternal efectos en la salud de las crías

¿El daño neonatal aumenta la susceptibilidad a dolor crónico en adultos, problemas de salud y estrés?

 

Planes inmediatos

      Evaluar el rol de la respuesta inflamatoria inmune y los efectos neonatales

¿Se deben estos efectos a los cambios funcionales?

Participación de las células inmunes

Otros efectos del daño neonatal (cognitivo y conductual)

 

IMPLICACIONES

Las alteraciones en el procesamiento doloroso y exposición a estrés puede aumentar el riesgo de dolor crónico, aumenta el riesgo de consecuencias psicológicas negativas.

El síndrome de estrés postraumático, depresión, discapacidad cognitiva, problemas conductuales, trastorno obsesivo compulsivo están relacionados al dolor.

¿Cómo se desarrolla la “memoria de conductas asociadas al dolor”? ¿Cómo afecta la memoria de dolor la intensidad percibida de dolor?.

 

b) Aportaciones realizadas por el grupo de Investigación “Mente Cuerpo” (UNAM)

 

1. La psicología del dolor en México: hallazgos y desafíos (1987-2007). Investigación clínica translational en la Facultad de Psicología de la Univesidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Pain Psychology in Mexico: Challenges and findings (1987-2007). Clinical translational research at Facultad de Psicología Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Dr Benjamín Domínguez Trejo.

Facultad de Psicología

Universidad Nacional Autónoma de México.

 

En este trabajo el Dr. Domínguez hace notar la importancia que ha adquirido en el mundo el problema del dolor, considerado incluso como el “quinto signo vital”, además de que en países como Estados Unidos se determinó que en 2001-2010 sería considerado el decenio del dolor, asimismo, incluyó una reseña de los trabajos realizados desde hace 20 años por el Grupo “Mente Cuerpo” de la Facultad de Psicología de la UNAM en el terreno de la psicología del dolor, enfatizando la importancia de los factores emocionales en el estudio y tratamiento del dolor crónico (D.C.), mediante el uso de marcadores autonómicos no invasivos como procedimientos de monitoreo. Explicó que apoyados en las principales líneas de investigación translacional procedentes de laboratorios de investigación de alta tecnología en países desarrollados y con fundamentos teóricos principalmente de dos teorías contemporáneas (teoría de la desregulación y teoría polivagal), se ha logrado realizar investigación de calidad en la práctica clínica diaria con pacientes que sufren D.C..

 

De los trabajos realizados desde 1987, se pueden señalar los planteamientos siguientes:

Los procedimientos psicológicos no invasivos en la modulación del dolor juegan un papel importante en su control y manejo. El “sufrimiento” permanente que conlleva el D.C..

 contribuye a que aumente la actividad fisiológica nociceptiva, en este proceso las emociones negativas como el miedo y la ansiedad tienen efectos opuestos sobre la reactividad al dolor. Se ha constatado lo que plantean algunos modelos de dolor  respecto a la interacción dinámica entre los aspectos fisiológicos, psicológicos y sociales.

 

Se cuenta con una línea de investigación que se apoya en los trabajos como los de Pennebaker, 1982; Critchley, 2003; Schwartz, 1990, quienes han sustentado teórica y experimentalmente el hecho de que bajo situaciones de estrés o afectividad negativa se observa una disociación entre la respuesta verbal y autonómica, que se interpreta como la incapacidad para percibir con precisión los cambios en los procesos orgánicos dentro del cuerpo ("interocepción"), situación que puede influir en el desarrollo de enfermedades crónicas.

En la experiencia clínica se ha mostrado que los cambios físicos (nocicepción) y el funcionamiento cognitivo-emocional asociados al D.C. están influenciados por variables psicológicas como: creencias y estilos de afrontamiento desadaptativo como la rumiación, inhibición emocional y las llamadas emociones "negativas" como: estrés, miedo, ansiedad, tristeza, rabia, etc.

 

El componente emocional como mecanismo regulador de la experiencia del dolor, es la base en la línea de investigación actual. Desde 1987 el trabajo clínico se enfocó en el modelo de estrés de H. Selye orientado a la disminución de activación simpática por medio de la retroalimentación biológica, con dispositivos portátiles de bajo costo, utilizando técnicas psicológicas no invasivas como la imaginería guiada, respiración diafragmática y reestructuración cognitiva, así como la Escritura Emocional Autorreflexiva (EEA) (Pennebaker, 1986, 1993).

 

En la década 1991-2000 con el uso de tecnología más revolucionada, se realizaron mediciones autonómicas no solo de temperatura periférica sino de electromiografía de superficie y frecuencia cardiaca, basado en un modelo teórico integrativo de la inhibición emocional, la analgesia hipnótica y la respiración diafragmática como ejes de la reestructuración cognitiva en relación a la anticipación y miedo al dolor, se abordó el estudio y tratamiento psicológico del dolor pediátrico.

 

En el periodo 2000-2007, el avance fue mayor en cuanto al desarrollo tecnológico y teórico, cuyos niveles explicativos sobre el fenómeno del dolor muestran contundencia, como el caso de la teoría polivagal ya mencionada, y a partir de la cual se ha logrado perfilar la investigación translacional en la psicología del dolor, conjuntando los trabajos de James W. Pennebaker, 1995: Mary W. Meagher (2005), S. W. Porges (2001) y Antonio Damasio (2006) entre otros, mediante los cuales se tiene conocimiento, por un lado de la participación de determinadas áreas cerebrales en las emociones y otros eventos, y  por el otro que las emociones se expresan corporalmente por la acción del movimiento facial, y que estos comportamientos muestran actividad fisiológica, hormonal y neurológica a través de acciones neurales.

 

De la teoría polivagal de (Porges, 2001) como propuesta integradora se desprenden las siguientes premisas: el Involucramiento  social y las conductas de defensa son respuestas provocadas por la percepción del nivel de riesgo en el medio ambiente, Para cambiar de manera efectiva las respuestas defensivas a las estrategias de participación social, el sistema nervioso (SN) de un paciente con dolor crónico (DC) debe realizar dos acciones: (1) evaluar los riesgos, y (2) si el medio ambiente se ve seguro, impedirá las reacciones primitivas defensivas como luchar, huir, o inmovilizar. Después de todo, "una charla social como hablar con un psicólogo" no es una conducta adaptativa adecuada para un paciente con DC con una mala previsión de resultados de salud.

 

A través de este proceso de neurocepción, el Sistema Nervioso distingue o no las conductas defensivas. Según Porges (2001) "Sólo un ambiente seguro es adaptable y apropiado para inhibir los sistemas de defensa y ejecutar  conductas prosociales". Una conclusión es que a pesar de no ser conscientes de la manera en que percibimos nuestro entorno, nuestro cuerpo responde de manera muy pertinente. Es decir nuestro sistema nervioso responde sin procesamiento consciente incluso más rápido que los procesos relacionados con la escucha activa, el pensamiento, o la toma de decisiones. La mayor parte de esta secuencia implica el décimo par craneal, (el vago mielinizado) que surge del tallo cerebral, inervando los músculos estriados de la cara, laringe, oído interno, corazón; esto significa que nuestras herramientas socio-emocionales juegan un papel central como un ente regulador del funcionamiento social y emocional. Además las herramientas socio-emocionales se ven afectadas en los pacientes que sufren de DC.

 

Porges (2001), ha descrito que la forma de responder social y emocionalmente a otro ser vivo es regulada por nuestro Sistema de Involucramiento Social (SIS) mediado por la presencia del vago mielinizado.

 

A partir de esta información relevante se han comprendido y evaluado los grados del (SIS) en pacientes con DC a través de marcadores autonómicos como el de la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC) que nos permiten conocer el porcentaje de actividad simpática y parasimpática y el estado que predomina.

 

El uso de marcadores autonómicos para el estudio del funcionamiento emocional (Flor, Miltner y Birbaumer, 1992 y Schwerdtfeger, 2004) con tecnología cada vez más asequible es una ventaja importante. Actualmente se utiliza la VFC para el estudio objetivo de emociones negativas como ira, estrés o tristeza asociados a una reducción de control autonómica del corazón (Porges, 2006; Domínguez y Olvera, 2006). Aportaciones de interpretación clínica relevante, se han logrado en esta línea de investigación, comparando grupos de pacientes con D.C.  y grupos de personas sanas.

 

CONCLUSIONES

Nuestro trabajo representa una perspectiva psicofisiológica clínica translacional de investigación del DC y su enfoque práctico para el tratamiento y manejo clínico del dolor. El estrés está implicado en el desarrollo de dolor y fatiga, así como en la limitación física y en la calidad de vida de los pacientes con DC y cáncer (Golden-Kreutz et al., 2005). Las intervenciones psicológicas son una estrategia plausible para modificar este escenario, ya que han mostrado una considerable eficacia en la reducción de la angustia emocional, incluso para pacientes con dolor por cáncer, ¿Pero estos logros son acompañados por una mejor salud para pacientes con DC? Con el fin de construir una sólida respuesta más que sólo auto-evaluaciones, estamos interesados en probar los efectos no invasivos de las técnicas psicológicas a través de medidas objetivas del estado de salud, utilizado habitualmente en ensayos clínicos de oncología y cardiología. De nuestro trabajo clínico, ya no es defendible la concepción de redes simpáticas y parasimpáticas hacia el corazón como antagonistas polares, sino que debe considerarse como el "ying y el yang", diferentes, pero a menudo complementarios.

 

Siguiendo la propuesta de la investigación translacional, hemos seleccionado los resultados procedentes de la investigación básica, al igual que los datos de la teoría Polivagal para extrapolar a la práctica clínica con nuestros pacientes con DC pero sobre todo, estamos estimulando la obtención de datos para contribuir al alivio del sufrimiento que experimentan nuestros pacientes con DC.

 

2. Procedimiento de hipnosis en el alivio del dolor en niños con cáncer en México

Hypnosis in the alleviation of procedure-related pain in children with cancer in México

 

Laura Miriam Ramírez Zamora

Facultad de Psicología

Universidad Nacional Autónoma de México.

 

El tratamiento efectivo del dolor es uno de los aspectos más importantes del programa del dolor por cáncer de la OMS. Los procedimientos relacionados con el alivio del dolor deben ser evaluados y tratados porque afectan la calidad de vida de los niños, el tiempo de intervención y si el tratamiento médico conduce a un alivio total. La selección del tratamiento más apropiado no sólo es adecuada para la práctica clínica, sino por el costo-beneficio que implica y el impacto en la calidad de vida del paciente y su familia (OMS, 1999)

 

Consideraciones metodológicas en la hipnosis.

 

Es una técnica de tratamiento para el dolor/ansiedad de validez empírica, sin embargo requiere de:

Una línea base

Grupo control

Mediciones fisiológicas

Medición de la hipnotizabilidad

Mediciones durante el tratamiento (no solo pre y post tratamiento)

Mediciones del rapport

Mediciones a largo plazo y de seguimiento

 

Procedimiento:

Estudio 1 :  Adaptación de instrumentos

 

Objetivos:

Validez y confiabilidad del cuestionario dolor pediátrico (Reid y cols, 1998)

Fiabilidad de la Escala de observación del comportamiento de socorro (Jay y cols, 1983)
Validez de la Escala Clínica para niños  Stanford Hypnotic (Morgan y Hilgard, 1979)

 

Objetivo general.

Analizar los efectos de la técnica de la hipnosis relacionada al procedimiento del tratamiento del dolor (aspiración de médula ósea y punción lumbar), en niños con leucemia.

 

Estudio 2 Tratamiento

Objetivos:

1. Analizar el efecto de la hipnosis:

- disminución de la ansiedad (auto-informe)

- disminución del dolor (auto-informe)

- disminución del distrés conductual

- Afrontamiento adaptativo del dolor

2. Analizar la respuesta hipnótica pre y post tratamiento

3. Analizar los cambios en medidas fisiológicas (temperatura periférica y la frecuencia cardíaca)

 

Participantes

Pacientes con leucemia linfoblástica aguda entre 6 y 18 años de edad con experiencias de aspiración de médula ósea, punción lumbar con o sin tratamiento médico de anestesia local.

 

Diseño Experimental de caso único con línea base y evaluación continua (Kazdin, 1998)

 

PRETRATAMIENTO

Consentimiento informado, Cuestionario de Afrontamiento al Dolor, Escala Stanford de hipnosis  para los niños
Perfil Psicofisiológico (temperatura periférica y ritmo cardíaco)
Mediciones durante los  procedimientos médicos:

-Ansiedad anticipada

-Durante el distrés  conductual

-Durante la temperatura periférica y la frecuencia cardíaca

-Después del dolor

 

TRATAMIENTO

Técnica de estudio
Temperatura periférica y frecuencia cardíaca

 

MEDIDAS REPETIDAS
Medidas a lo largo procedimiento médico:

-Ansiedad anticipatoria
-Durante el distrés  conductual
-Durante la temperatura periférica y la frecuencia cardíaca
-Después del dolor

 

POSTRATAMIENTO

Cuestionario de Afrontamiento al dolor
Escala Stanford de hipnosis para niños
Perfil psicofisiológico (temperatura periférica y ritmo cardíaco)

 

RESULTADOS

 

Paciente masculino

Edad: 14 años

Procedimiento:  Punción lumbar

Respuesta: 4/7

Principales afrontamientos:

Sesión

Línea base

Ninguna

Tratamiento 1

Hipnosis

Tratamiento 2

Hipnosis

Ansiedad

10

9

10

Dolor

8

6

4

Conducta de dolor

T1=1

T2=7

T3=1

T1=0

T2=6

T3=1

T1=1

T2=6

T3=1

 

Paciente masculino

Edad: 9años

Procedimiento:  Punción lumbar

Respuesta: 7/7

Principales afrontamientos:

 

Sesión

Línea base

Ninguna

Tratamiento 1

Hipnosis

Tratamiento 2

Hipnosis

Ansiedad

6

10

10

Dolor

2

2

10

Conducta de dolor

T1=0

T2=1

T3=0

T1=0

T2=2

T3=0

T1=0

T2=2

T3=0

 

Paciente femenino

Edad: 11años

Procedimiento: Punción lumbar

Respuesta: 6/7

Principales afrontamientos:

 

Sesión

Línea base

Midazolam

Tratamiento 1

Hipnosis

Tratamiento 2

Hipnosis

Ansiedad

2

5

3

Dolor

8

4

4

Conducta de

dolor

T1=1

T2=3

T3=2

T1=1

T2=5

T3=1

T1=0

T2=2

T3=0

 

RESULTADOS/CONCLUSIONES

 

3. Dolor crónico en enfermos con cáncer: intervención psicológica.

Chronic pain in cancer patients: Psychological intervention

 

Claudia Gutiérrez Sida

Facultad de Psicología

Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Estudio exploratorio en el que se pretendió conocer el peso y poder explicativo de los constructos psicológicos: Locus de control e Inhibición activa como recursos de afrontamiento al dolor en enfermos con cáncer, así como las técnicas psicológicas adecuadas para dicha población. Se trabajó con cinco pacientes entre 17 y 62 años de edad con problemas de dolor o molestias secundarias a su padecimiento. Se realizó una intervención psicológica con técnicas no invasivas y se monitoreó la temperatura periférica de la piel como marcador biológico en cada paciente durante la situación experimental. Se utilizó el diseño de medidas repetidas para conocer la adecuación de las técnicas, así como el reporte verbal a través de entrevistas y escalas de medición de diferentes dimensiones del dolor para el análisis clínico pertinente. Los datos obtenidos sugieren que se puede apoyar lo sustentado en la teoría de Melzack y Wall respecto de la influencia que tienen las cogniciones, emociones y conducta dentro del proceso del dolor, cuya interacción ocurre en forma única para cada persona. En cuanto a las técnicas, no hubo evidencia de diferencias significativas en la percepción de dolor y el estrés entre las diferentes técnicas psicológicas no invasivas.

MÉTODO

Muestra

Cinco pacientes de ambos sexos de entre 17 y 62 años de edad con experiencias previas de dolor crónico por cáncer.

 

Paciente 1. Sexo masculino, 62 años de edad, tumor maligno en el lado derecho de la cadera, tratamiento médico de quimioterapia y radiaciones.

Paciente 2. Sexo femenino, 53 años de edad, con cáncer cérvico-uterino y diabetes y tratamiento de quimioterapia y medicamento para el dolor.

Paciente 3. Sexo masculino, 17 años de edad, con leucemia y tratamiento de radiaciones y medicamento para el dolor.

Paciente 4. Sexo femenino, 39 años de edad, con cáncer de mama, quimioterapia, radiaciones y tratamiento médico para el dolor.

Paciente 5. Sexo femenino, 53 años de edad, tumor maligno ubicado en el lado izquierdo de la cadera, tratamiento de radiaciones, quimioterapia y medicamento para el dolor.

 

Diseño

Diseño de medidas repetidas, apropiado para estudiar variaciones entre participantes y entre condiciones, el cual permite extraer la varianza causada por las diferencias entre participantes, y obtener un mejor estimado del efecto experimental relacionado con la varianza entre condiciones (Coolican, 2005; Cozby, 2005).

 

Análisis estadístico

Exploratorio. Media y desviación estándar para los cambios de la temperatura periférica de las mano derecha e izquierda registrada en tres tipos de técnicas psicológicas no invasivas (respiración diafragmática, imaginería y entrenamiento autógeno). El análisis exploratorio se llevó a cabo a través del software estadístico STATISTICA (Stat-Soft, versión 6.1 ).

Definitivo. Análisis de medidas repetidas en el que diferentes sujetos bajo unmero de tratamientos (factor 1: niveles) son observados en diferentes ocasiones. El modelo se corrió de manera univariada para la temperatura en cada mano mediante el paquete estadístico Exact Procedures for Parametric Statistical Inference (XPro, versión 5.4).

 

Instrumentos

Escala visual análoga. caritas para niños o personas analfabetas. Jensen y Karoly (2001) refieren su validez y confiabilidad para medir la intensidad del dolor.

Escala Visual Numérica. Con cifras del 0 al 10 para valorar la intensidad del dolor.

Entrevista estructurada del dolor. (Domínguez y Olvera, 2005).

Escala de reacciones a situaciones conflictivas (estresantes). (Domínguez y Olvera, 2005).

Estilos de afrontamiento ante situaciones conflictivas. (Domínguez y Olvera, 2005).

Derma therm  (termómetro de cristal líquido termorreactivo).

Perfil psicofisiológico. Se utilizó como marcador la temperatura periférica de la piel.

 

Técnicas de intervención

Respiración diafragmática.

Técnica de imaginería guiada

Técnica de entrenamiento autógeno.

Escritura emocional autorreflexiva.

 

Procedimiento

Atención individual

Consentimiento informado

Formatos impresos datos generales, fecha, nombre, edad, sexo, dominancia lateral, diagnóstico y tratamiento.

Entrevista Estructurada de Dolor

Escala Visual Análoga (Escala numérica)

Perfil psicofisiológico

Escala de Estilos de Afrontamiento ante Situaciones Conflictivas,

Escala de Reacciones ante Situaciones Conflictivas Estresantes

Escala de Síntomas de Estrés. En las sesiones subsiguientes se aplicó una técnica por sesión hasta completar las cuatro modalidades.

 

Al iniciar y terminar cada sesión (antes de intervenir con cada técnica) se aplicaron la Escala Visual Análoga y el esquema de ubicación del dolor. Las cinco sesiones de intervención tuvieron una duración de 25 minutos a 40 minutos en intervalos de entre cuatro días y una semana, procediéndose de la siguiente manera: Se registró temperatura cada 15 segundos desde el inicio hasta el final de la aplicación de cada técnica. Al finalizar cada sesión, se le sugirió al paciente que practicara diariamente y las veces que quisiera la técnica aplicada, hasta la siguiente sesión.

 

Al terminar el tratamiento con las cuatro técnicas, se aplicó nuevamente el perfil psicofisiológico para obtener información objetiva sobre los cambios en el dolor o las molestias secundarias a los tratamientos. La Escala Visual Análoga proporcionó información sobre la percepción subjetiva del paciente.

 

RESULTADOS

Análisis del comportamiento de la temperatura en las técnicas

En la técnica de respiración diafragmática, los pacientes, mostraron cambios similares en la temperatura de ambas manos. Por el contrario, al aplicar las técnicas de imaginería y entrenamiento autógeno, presentaron un rango de variabilidad mayor en la temperatura, lo que significa que los pacientes reaccionaron de manera diferente entre sí. La amplitud de los intervalos implica variabilidad, la que suele ser engañosa precisamente por los tamaños de muestra y porque todos fueron registrados en intervalos de cada quince segundos, aunque no todos fueron medidos en tal rango de tiempo ya que el tiempo que duraba la aplicación de cada técnica variaba para cada paciente.

 

En la temperatura promedio de los cinco pacientes, las técnicas de imaginería y respiración diafragmática son las que muestran mayores cambios de temperaturas y tienden a incrementarse conforme avanza el tiempo. Esto podría significar que dichas técnicas estarían brindando a los pacientes mayores posibilidades de generar recursos de autorregulación. La temperatura más baja se registró con la técnica de entrenamiento autógeno, aunque mediante la técnica de respiración diafragtica los cambios de temperaturas fueron sutiles, destacándose que para ambas manos la temperatura se incrementó.

 

Para la mano derecha no hubo evidencia de diferencias significativas en la percepción del dolor y el estrés entre las diferentes técnicas psicológicas no invasivas sobre la base de un valor de probabilidad de 0.1553, el cual resulta mayor a un nivel de significancia de 0.05 Para la mano izquierda no hubo diferencias significativas en la percepción del dolor y el estrés entre las diferentes técnicas psicológicas no invasivas sobre la base de un valor de probabilidad de 0.137, el cual resulta mayor a un nivel de significancia de 0.05. Para la mano derecha, se encontraron evidencias de diferencias significativas en los cambios de temperatura de los pacientes en relación al tiempo dentro cada técnica (p = 0.01). Para la mano izquierda, también hubo diferencias significativas en los cambios de temperatura de los pacientes en el tiempo dentro cada técnica (p = 0.01).

Con base en estos datos, el tiempo fue importante ya que en algún punto hay un resultado de cambios significativos en todas las técnicas. Cuando se evalúa cada técnica por separado, se observa que actúa en cada paciente de forma distinta, pero cuando se compara una técnica con otra en algún punto en el tiempo los pacientes responden igual; por ende, no hay diferencias significativas entre las técnicas. La técnica de escritura emocional autorreflexiva se basó exclusivamente en el monitoreo de la temperatura al inicio de la aplicación, al cambiar en cada fase (cada cinco minutos) y al final de la aplicación de dicha técnica. Los resultados incluyeron una descripción parcial respecto del aumento o disminución de la temperatura.

DISCUSIÓN

 

Tres de los cinco pacientes que recibieron técnicas de intervención psicológica expresaron reducción en la intensidad percibida de dolor y estrés, lo que confirma que la experiencia de dolor conlleva interacciones complejas de tipo no lineal entre las funciones autonómicas y los procesos cognitivo-conductuales. La eficacia de las técnicas tiene que ver con los efectos no específicos del tratamiento, el efecto placebo que ocurre cuando se logra una aplicación adecuada de dichas técnicas, y cuando además el paciente cuenta con disposición y hace el esfuerzo de aprovecharlas (Domínguez y cols., 2002; Max, 2005).

 

Se pudo comprobar que en los cinco pacientes el estilo de afrontamiento al dolor y el estrés desempeñó un papel importante en la percepción de aumento o disminución de la intensidad de su dolor, como se ha observado en trabajos previos (Caudill, 2002; Cole y Eliot, 2004; Cruzado y Olivares, 2000; Chapman y Turner, 2003; Domínguez y Vázquez, 1995, 1998; Vares, 2002, entre otros).

 

Los resultados obtenidos en cada paciente reflejan un hecho en común: las condiciones emocionales tienen un papel importante en la percepción del dolor, pues favorecen el proceso o lo empeoran. En cuanto a la pertinencia de las técnicas, el uso de la imaginería, respiración diafragmática y entrenamiento autógeno se correlacionó con cambios en la temperatura periférica, con tendencia al incremento a través del tiempo, lo cual lleva a concluir que con dichas técnicas es posible influir de manera favorable en el desarrollo de mejores recursos para la autorregulación.

 

En el caso de la técnica de escritura emocional autorreflexiva, no fue posible realizar un análisis concluyente debido a la dificultad para monitorear la temperatura cada quince segundos en todos los pacientes, pero se podría pensar que hubo beneficios en por lo menos tres de ellos. En el paciente 2, en que sí se monitoreó, se observó simetría y sincronía, lo que indica que hubo disminución de actividad simpática, y en los pacientes 3 y 4, a los que se les registró solo antes y después de la aplicación de la técnica, podría decirse que también obtuvieron beneficios en cuanto al aumento de temperatura, ganancia y dominancia, lo que significó control del estrés y activación parasimpática ¿?.

 

Por otro lado, de acuerdo al modelo estadístico de medidas repetidas, no hubo al parecer una diferencia significativa en la percepción del dolor y el estrés entre las diferentes técnicas psicológicas, esto es, cualquiera de las técnicas puede aliviar el dolor en la población oncológica.

 

En el análisis del componente de varianza en cuanto al tiempo, se hallaron evidencias de una diferencia significativa en los cambios de temperatura del paciente en el tiempo dentro de cada técnica, lo que significa que cada una de ellas fue experimentada de manera distinta por cada paciente. Por lo tanto, al presentarse mayor variabilidad intersujeto, se puede apoyar lo sustentado en la teoría de Melzack y Wall (1965) respecto de la influencia que tienen las cogniciones, emociones y conducta en el proceso del dolor; la interacción de tales variables ocurre en forma única para cada persona, por lo que las respuestas obtenidas necesariamente serán distintas en cada una de ellas.

 

Los resultados de este trabajo fortalecen algunos de los planteamientos teóricos de los diversos autores que se han dado a la tarea de proporcionar formas más categóricas en el abordaje psicológico del dolor crónico (Biurrun y Jusué, 1998; Caudill, 2002; Domínguez y Olvera, 2003; Domínguez, Olvera y Silva, 2002; Jensen, Turner y Romano, 1994; Montgomery, 2004; Porges, 2001, entre otros).

 

4. Modulación Emocional del Dolor: Hallazgos Experimentales y Pacientes con Dolor Crónico.

Emotional modulation of pain: experimental findings and chronic pain patients

 

Gerardo Ruvalcaba Palacios

Facultad de Psicología

Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Clásicamente se ha considerado que cuando un organismo se encuentra persistentemente bajo altos niveles de activación simpática, también se encuentra en riesgo de desarrollar y mantener algún tipo de síndrome crónico (incluido el dolor). Así mismo también se ha descrito que el sistema nervioso autónomo (SNA) puede modular el procesamiento de las señales sensoriales nociceptivas de tal manera que puede exacerbar o atenuar tanto la transmisión como el procesamiento e integración de esta señal, como por ejemplo modulando la intensidad percibida de dolor. En este proceso los factores cognitivo emocionales juegan un rol importante.

 

En este sentido, se encuentra ampliamente reconocido que las interacciones que se dan entre factores psicológicos y procesos cerebrales influyen de manera importante sobre los estados de dolor crónico. Sin embargo los mecanismos que subyacen a estas interacciones permanecen sin ser clarificados. Recientes hallazgos en investigación básica sugieren que los estados afectivos de una persona pueden influir sobre la experiencia de dolor, posiblemente mediante la alteración del proceso atentual y/o la función autonómica, específicamente la activación simpática.

 

Estudios clínicos que nuestro grupo de investigación ha desarrollado recientemente, sugieren que la actividad autonómica relacionada con la respuesta adaptativa del organismo ante el dolor crónico podría ser un factor muy importante en el desarrollo y permanencia de este tipo de síndromes, así como del estado cognitivo emocional asociado a la condición de dolor. Esta evidencia podría servir de base para el desarrollo de otros estudios que busquen explicar el dolor crónico como producto de, entre otras cosas, un malfuncionamiento de la respuesta autonómica ante la señal nociceptiva.

 

Sin olvidar el importante rol de la presencia e interacción de una multitud de factores ambientales, genéticos, biológicos y psicológicos; consideramos que en los pacientes con dolor crónico muscular, además de estudiar los síntomas y características físicas; debe evaluarse también las esferas cognitiva y afectiva. Esto desde un enfoque neuroadaptativo, es decir como si fueran producto de una persistente e ineficaz respuesta autonómica ante la nocicepción. Semejante abordaje podría traernos mucha información relacionada con la modulación emocional del dolor, la eficacia de las terapias psicológicas y el empeoramiento de los síntomas de los pacientes ante la presencia de estresores psicosociales.

 

Para lograr esto, es necesario usar un nuevo tipo de investigación translacional que permita a los investigadores transportar la ciencia básica (generada en los laboratorios), hacia escenarios clínicos, principalmente con pacientes que sufren dolor crónico además con el objetivo de una mejor comprensión de los problemas de salud y de una mejor terapéutica en este tipo de padecimiento.

 

Un modelo bioconductual de investigación translacional deberá resaltar la importancia de estudiar a la persona como a un todo integral, evitando siempre verlo que como si fuera una respuesta única de determinado sistema neural, o una substancia. Además dicho modelo debe tener por objetivo desarrollar investigación que permita probar modelos animales en contextos clínicos de tal manera que se tenga la oportunidad de observar en los individuos la dinámica interacción de esa gran multitud de variables neurobiológicas a lo largo de un continuo de desarrollo (Teoría Polivagal, Porges, 2007).

 

 

 

III. Beneficios obtenidos

 

El Primer Coloquio Binacional sobre Modulación Emocional del Dolor TAMU-UNAM, tuvo una duración de dos días, durante los cuales se realizó un intercambio científico-académico muy intenso con la participación de miembros del laboratorio de la Dra. Mary W. Meagher (perteneciente al Departamento de Psicología de la Universidad de Texas A&M) y miembros del equipo de Investigación “Mente-Cuerpo”  dirigido por el Dr. Benjamín Domínguez Trejo;  de la Facultad de Psicología de la UNAM.

 

Los principales beneficios obtenidos por el equipo mexicano después de dicho intercambio pueden agruparse en dos grandes rubros: Académicos y Científicos, los cuales se describen a continuación.

 

Beneficios Académicos:

La oportunidad de conocer de cerca la manera en como se organiza un grupo de investigación distinto al que uno mismo pertenece, es invaluable. Poder contar con la oportunidad de conocer alumnos y profesores extranjeros y a la vez poder expresar las ideas y conocimientos utilizando un idioma distinto al propio es tal vez uno de los beneficios más importantes de la visita a la Universidad de Texas A&M.

Además, también se tuvo la oportunidad de concretar una estadía de investigación al laboratorio de la Dra. Meagher. Dicha visita se extendió a Gerardo Ruvalcaba y está abierta para el inicio del próximo semestre.

Por otro lado también se acordó que la Dra Meagher y alguno de sus colaboradores visitaran la Facultad de Psicología de la UNAM con el fin de continuar con el intercambio teórico y conceptual. Dicha visita se ha planeando para los días 29, 30 y 31 de Octubre de 2008 con el apoyo de los proyectos PAPIIT y PAPIME asignados al Dr. B.Dominguez..

Además también se logró un intercambio en materia de artículos científicos relacionados con las investigaciones que tanto nuestros anfitriones como nosotros desarrollamos.

Finalmente, se pudo tener una charla informal con el Dr Lou Tassinary del departamento de arquitectura. En ella nos explicó sus actuales inclinaciones científicas y de su interesante trabajo sobre la actividad de la musculatura facial.

 

Beneficios  Científicos

Desde el punto de vista científico el coloquio permitió conocer varias estrategias, metodología, análisis estadísticos, instrumentos y materiales que son utilizados por nuestros anfitriones para realizar sus estudios sobre modulación emocional del dolor. Resultó interesante conocer que algunos de sus instrumentos y equipos para inducir dolor fueron diseñados por ellos mismos, dándonos un recordatorio de que no necesariamente se requiere de grandes presupuestos para hacer investigación; sino que muchas veces puede hacerse uso del ingenio y la creatividad.

Por otro lado se reforzó la convicción de la necesidad de involucrar a los alumnos en el proceso de investigación de manera que se refuerce continuamente en ellos el espíritu del cuestionamiento científico. 

También se pudo observar que una de las estrategias que el grupo de investigación de la Dra Meagher utiliza para generar y consolidar una línea de investigación; consiste en tomar determinado modelo teórico (En este caso el motivacional prime model) y comenzar elaborando pequeños cuestionamientos que permitan desarrollar poco a poco una línea de estudio sin “soltarla”, dejarla que madure y entonces voltear a otras partes para expandir las fronteras del estudio.

Finalmente también se tiene planeado escribir un artículo en inglés en coautoría con la Dra Meagher.

 

IV. Planes Futuros

 

Los planes más sobresalientes para el corto y mediano plazo son: Organizar la reunión que tendrá lugar para finales del próximo octubre en la UNAM y en la cual se espera la visita de la Dra. Meagher y el Dr. Luis Carcoba. Terminar de elaborar el primer borrador del artículo que se escribirá en colaboración con la Dra. Meagher. Empezar a generar ideas de investigación conjunta para participar en la próxima convocatoria TAMU-CONACyT; una buena idea es replicar sus estudios añadiendo la variable “paciente con dolor crónico”. Estimular el intercambio académico con la universidad de Texas A&M, involucrando a los alumnos del doctorado para conseguir la oportunidad de tomar algunos cursos bajo la tutela de la Dra. Meagher u otros investigadores destacados como el Dr Harmon-Jones, Lou Tassinary o Erick Parker.

 

Los  planes a mediano y largo plazo consisten en planear el “Second Binacional Meeting on Affective Pain Modulation” para finales del 2009 o principios del 2010.

 

V. Conclusiones

 

El intercambio (  imprescindible e idealmente personal )científico y académico es una parte fundamental del proceso científico. Por lo que permitir a los estudiantes e investigadores la oportunidad de comunicarse con diferentes laboratorios y universidades es invaluable.

 

En el caso nuestro, en el cual tuvimos y tenemos la enorme ventaja de poder construir un intercambio científico con colegas de otra universidad e incluso de otro país, nos permite  definir objetivamente nuestra posición ,vislumbrar áreas de oportunidad y desarrollo muy importantes no sólo en el sentido académico, sino en el sentido profesional y personal, pues fortalece el entendimiento teórico-metodológico de las propias líneas de investigación, a la vez que  proporciona un enfoque y visión diferente de la manera en que colegas y estudiantes enfocan y resuelven los problemas conceptuales que invariablemente se presentan en el proceso de construir conocimiento. Además abre  perspectivas de investigación y  permite contemplar otros potenciales intercambios académicos con universidades extranjeras, lo que obviamente redundará en un incremento en la eficiencia científica personal y grupal, de tal manera que nuestra investigación clínica redunde en un mejor tratamiento y comprensión de nuestros pacientes con D.C..

 

Así pues, es importante mantener y estimular en los estudiantes el desarrollo de esta forma de intercambio y tratar de facilitar los mecanismos financieros y administrativos que permitan a  la UNAM una proyección y consolidación internacional.

 

Esperamos que esta primera reunión binacional sea únicamente un preámbulo, una antesala de lo que en un futuro sea una relación científica y académica sólida entre nuestro laboratorio y el laboratorio de la Dra. Mary W Meagher. Es nuestra firme intención que esta relación se vea reflejada en proyectos de investigación de carácter binacional, en los cuales el intercambio de conocimiento, tecnología, procedimientos e incluso de recursos humano, sea la característica distintiva de un tipo de investigación translacional más inclusivo y pertinente a las demandas actuales de conocimiento en materia de estudio y tratamiento del dolor crónico.